jueves, 18 de agosto de 2016

-

intento pensar que no es tu piel el lienzo en blanco de otro intento de poesía rota
pero las palabras siguen diluyéndose en la epidermis de este silencio
otra vez
y me siento como un Ícaro con alas de papel que sobrevuela con los ojos cerrados
los cadáveres de tantos días putrefactos que algún día quisimos resucitar
otra vez
no sé dónde me acerco, aunque en el fondo quiero llegar a lo más bajo,
para que cuando el hilo alquitranado de estos párpados se rompa, 
no me encuentre contigo, 
no
y solo sienta alguna lágrima de acuarela, diluyéndose en la córnea cansada 
de esta historia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario